la sensualidad

Siempre me ha gustado la palabra “sensualidad”, es redonda, nunca me defrauda, ni en prosa ni en verso…

Creo que utilizarla es deliberadamente estético y consigue hacer vibrar las narrativas que buscan ir más allá del dogma erótico.

Es fascinante el poder de algunas palabras, capaces de depurar, de hacernos agitar y estremecer.

Vivo intensamente los momentos en los que mi alma no cesa de devorar palabras que todavía tienen mucho que decir.

Share this post

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.