como cuidar un bolso de piel

Un buen bolso, como dicen de los diamantes, también puede ser para siempre. O, como poco, para un tiempo mucho mayor que el frenesí que la moda parece imponer. Así lo entendemos nosotros, con una visión de la estética libre de las servidumbres de lo efímero.

Claro que el tiempo pasa y con él puede llegar la erosión, el desgaste. Porque los bolsos de piel, los bolsos de calidad, los bolsos realizados con el oficio de los maestros curtidores son poco menos que organismos vivos. Por eso, una serie de cuidados harán que la vida del bolso sea más larga y, sobre todo, que luzca como el primer día.

 

Consejos básicos para proteger tu bolso de cuero

Cuando hablamos de bolsos de diseño, debemos asumir que requieren más atenciones que otros complementos más ‘de batalla’. Un bolso de piel auténtica es un elemento más delicado y, por tanto, más expuesto a posibles amenazas. Para evitar esos peligros, se recomienda protegerlo con una funda especial una vez lo guardamos en casa, tras usarlo fuera.

De igual forma, una simple funda de algodón lo mantendrá a salvo, más aún si se le introduce algún relleno para que mantenga la forma original durante más tiempo. Y, detalle importante, no lo coloques de cualquier manera en el armario o sobre tu tocador: intenta que no entre en contacto con más elementos.

¿Percheros para bolsos? A favor. Encontrarás distintos modelos de percheros para bolsos en las principales tiendas de muebles y complementos de decoración. Y recuerda que debes mantenerlos alejados de la luz solar y de la humedad.

 

Cómo mantener limpio tu bolso de piel

Lo bueno no siempre requiere de productos inalcanzables para su correcto mantenimiento. Son muchas las voces que consideran que no son necesarios ceras, ni aceites ni otros ungüentos para mantener a tono tu bolso. Que con un paño de algodón seco es suficiente para devolver el lustre a tu bolso.

 
nutrir bolso de piel

Beneficios de la cera de abeja para los bolsos

No obstante, hay quien sí recomienda, al menos una vez al año, aplicar cera a los bolsos de piel, concretamente cera de abeja. Se trata de un producto de precio asequible que sirve para el cuidado y la limpieza de productos de cuero, aunque también se puede emplear para pieles sintéticas.

Son cremas cada vez más presentes en el mercado de los cuidados del bolso, con precios normalmente inferiores a los diez euros el frasco. También hay ceras para bolsos que contienen aceite de aguacate para aportar humedad a las pieles y evitar a toda costa una sequedad que, ya sea por el calor ambiental o por el mero paso del tiempo, vaya desgastando poco a poco tu bolso predilecto.

 

¿Y la grasa de caballo para bolsos?

Es otra de las alternativas para luchar contra el cuarteamiento de los bolsos de piel y cuero. La grasa de cabello retarda la formación de grietas y prolonga la vida de los bolsos, contribuyendo a que luzcan con mayor solera durante más tiempo.

A diferencia de las ceras antes citadas, la grasa de caballo sirve también para bolsos de ante.

Porque incluso el mejor Ferrari requiere su mantenimiento, tener en cuenta estos mínimos cuidados en tus bolsos te hará lucir más y mejor.

¿Buscas ideas? Echa un ojo a la colección y déjate seducir.

Share this post

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.