issey miyaki

Triunfar como profesional es algo complicado, pero hacerlo siguiendo un estilo propio, reconocible y que a priori parezca simple, es todo un arte.

Rompiendo fronteras con su desembarco en París en los años 80, vistiendo a gurús del mundo tecnológico como Steve Jobs y elaborando algunos de los perfumes más emblemáticos de la época, Miyake ha dejado una huella imborrable en el mundo del diseño.

Fuente de la imagen: fashionschooldaily.com

Share this post

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.