como llevar un bolso de mano

Parece fácil, casi una perogrullada. Un bolso de mano se lleva… ¿en la mano? Pero, ay, el diablo está en los detalles, de ahí que sea conveniente tener en cuenta las distintas maneras de llevar un bolso de mano. Porque hay bolsos, como los de Heden, que ganan también con el modo en que se lucen, se pasean, se muestran. Y, claro, quien los lleva de tal manera también logra ese conjunto armonioso, de riqueza indefinible pero perceptible, que es la elegancia. No en vano, el bolso de mano es uno de los modelos más famosos de la historia.

 

El arte de llevar un bolso clutch

La voz inglesa clutch remite a agarrar, aferrarse. Algo normal, ya que un bolso de la calidad de Heden no es como para perderlo en un descuido, lo cual no significa que haya que prensarlo como un águila imperial haría con una de sus piezas. Cómo llevar un bolso de mano pasa, como con la moda en general, por no dar una sensación de opresión, ni estar demasiado pendiente del objeto en cuestión.

Ligereza, liviandad, pero también seguridad, confianza, en absoluta displicencia o desinterés. Ni con tu bolso favorito de mano ni con el resto de accesorios que complementan tu outfit.

 

¿En qué mano llevar mi bolso de mano?

Es la pregunta del millón en el mundo de los bolsos sin asa, tanto uno sea zurdo como diestro. Y la respuesta es la izquierda, ya que permite mantener libre la derecha y poder saludar con esta a las distintas personas del evento en el que participemos. También te deja manejarte con dicha mano a la hora de sostener una copa o un canapé, aunque en este caso los zurdos pueden tener alguna que otra dificultad.

Recordemos que este tipo de bolsos de mano carecen tanto de correa como de asas, por lo que solo quedan las manos para asirlo, aunque también se puede recurrir al brazo (que no antebrazo), es decir, a la parte superior de la extremidad. Entre la axila y el codo, encontramos un asidero más que válido para cargar con nuestro bolso de mano (reconvertido en bolso de brazo) y poder manejarnos con soltura.

 

como llevar un bolso de mano en una boda

¿Cómo llevar un bolso de mano en una boda?

El tamaño dependerá si podemos llevar el bolso solo con la mano o si dependemos del brazo para asirlo. Ten en cuenta que, al ser bolso de tan reducido tamaño, podrás descansar de ellos y apoyarlos en alguna mesa mientras disfrutas del cóctel de bienvenida, sobre todo si hablamos de minaudières o bolsos joya.

A la hora de comer, hay quien recomienda colocar el bolso de mano en la silla, tras la espalda, aunque si esto no fuera posible, otra recomendación es dejarlo sobre el regazo y protegido con una servilleta de tela.

 

Más opciones sobre cómo llevar tu cartera de mano

Mientras se posa de pie, mientras se espera, por ejemplo, la salida de los novios de la iglesia, está bien visto coger el bolso con las dos manos y colocarlo en la zona alta de las piernas. Si tu cartera de mano es alargada, aporta un toque sofisticado agarrarlo de unos de los dos extremos y, con estudiada ligereza, dirigirlo hacia el suelo de modo diagonal.

Otra manera que aporta distinción, si el bolso lo permite, es deslizar el dedo índice por la parte superior. Por último, lo puedes coger desde la base, arropándolo, lo que genera también un efecto armónico.

Distintas propuestas de llevar un bolso, que puedes probar hasta hacer tuya la que más te seduzca. No dejes de visitar nuestro catálogo online para encontrar la inspiración que anhelas.

Share this post

Deja tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.